Patrimonio - Historia

Patrimonio - Historia

historia  arquitectura tradicional  patrimonio religioso y civil  fiestas y tradiciones

 
Historia de Puentes Viejas


El municipio de Puentes Viejas nació por Decreto Ley el 24 de Julio de 1975. Esta localidad toma su nombre del embalse situado en su territorio, en el curso medio del río Lozoya, llamado así, según dicen: "porque antiguamente existían en el lugar dos pontones para cruzar de una orilla a la otra". El término municipal está formado por la unión de tres pueblos y uno de sus anejos, estos son: Mangirón y su anejo Cinco Villas, Paredes de Buitrago, y Serrada de la Fuente. La casa consistorial se ubica en el pueblo de Mangirón.
 
Sobre el nombre de los pueblos conocemos que el término Mangirón proviene del árabe "majairón", que significa "cabezota", refiriéndose al peñasco abrupto de 1.012 m sobre el que está enclavada la población. También existen crónicas donde Mangirón se refiere a una palabra de etimología árabe que significa "buen agua" por la calidad del agua de la fuente vieja. En cuanto a su anejo Cinco Villas, su nombre puede relacionarse con la existencia de cinco chozas o cabañas de pastoreo que dieron lugar al antiguo enclave de la población. Asimismo, el nombre de Paredes parece hacer referencia a una pared o cerca de redil anterior al poblamiento castellano. De igual manera, el término de Serrada hace alusión a la ubicación de las primeras casas del pueblo localizadas en una garganta de la Sierra de la Mujer Muerta, rodeada de montes y frondosidades.
La historia de los 4 núcleos que conforman está entidad municipal está vinculada desde la Edad Media a Buitrago, a través de su Comunidad de Tierra y Villa, dominada desde el s.XIV por la Casa de la Familia de Los Mendoza, Duques del Infantado. Esta Comunidad de pastos vinculada al pastoreo se estructuraba en Sexmos o Cuartos que dependían de Guadalajara. Así, Mangirón pertenecía al de Garganta; Cinco Villas al de Las Adegañas, y Paredes y Serrada al de La Jara.

Dicha estructura se mantuvo hasta la abolición del régimen señorial en 1833, tras lo cual se crea una nueva división territorial. De esta manera, se crean 3 municipios adscritos a la provincia de Madrid: Mangirón (que incluye a Cinco Villas como anejo), Paredes de Buitrago y Serrada de la Fuente (que deja de ser anejo de Berzosa). 

La evolución demográfica de los diferentes núcleos que forman Puentes Viejas es más o menos parecida. Los listados de población indican un notable descenso en los siglos XVI y XVII, recuperándose a mediados del XVIII. Posteriormente en el s. XIX solo Mangirón experimentará un notable ascenso debido a la construcción de las presas de El Villar y Puentes Viejas, llegando hasta los 481 habitantes. Esto se mantuvo así hasta mediados del siglo XX cuando se produjo el abandono del campo; tanto de la ganadería como de la agricultura, y se comenzó a marchar la gente a Madrid.
 
Hasta bien entrado el siglo XX, la población de Puentes Viejas (así como la comarca de la Sierra Norte donde se encuentra) vivió de la ganadería, ya que la agricultura era muy pobre, con una modesta producción de trigo y centeno de secano complementado con hortalizas y frutales. Además de esto también cabe destacar la tala y recogida de madera para la obtención de carbón vegetal.   Huellas de este pasado agropecuario las encontramos en las diferentes cañadas que aún hoy bordean o atraviesan los distintos núcleos, y que permitían el tránsito de ganado a los pastos y su comercialización.
 

 
Actualmente, la mayor parte de la población se encuentra empleada en el sector servicios (Canal de Isabel II, construcción, pequeño comercio, etc.), aunque todavía subsiste un pequeño sector que vive de la explotación ganadera.